Publicado el:

Patagones tiene la chance de recuperar la ganadería tras la sequía

En la zona de Stroeder, en lo más sufrido del árido sudoeste bonaerense, fueron 189 los milímetros caídos durante 2009. Pocos productores ganaderos resistieron semejante embate, de similares registros meses antes y meses después; de los pequeños, ninguno. “Ahora estamos frente a una gran chance de comenzar a recuperar nuestra ganadería. Sólo nosotros sabemos lo que pasamos”.

En la zona de Stroeder, en lo más sufrido del árido sudoeste bonaerense, fueron 189 los milímetros caídos durante 2009. Pocos productores ganaderos resistieron semejante embate, de similares registros meses antes y meses después; de los pequeños, ninguno.
“Ahora estamos frente a una gran chance de comenzar a recuperar nuestra ganadería. Sólo nosotros sabemos lo que pasamos”.
La frase corresponde al productor Edgardo Vázquez, quien posee su establecimiento en el centro del distrito de Patagones, y es un emergente de aquella etapa, porque le dio la espalda para resistir y no tener que marcharse. Hoy celebra la apertura definitiva de la barrera sanitaria entre Patagonia Norte A y Patagonia Norte B, en beneficio de Patagones y de pequeñas fracciones de Río Negro (en el norte) y Neuquén (departamentos de Confluencia y Picún Leufú).
“Siempre que se abren barreras resulta beneficioso para quienes cumplen con los requisitos. En este caso puntual, está claro que estamos en condiciones sanitarias para hacerlo, y comprometidos, porque llevamos años trabajando en esto”, agregó Vázquez.
“Para Patagones se abre otro panorama comercial. Como sólo hay un frigorífico (por Fridevi), es natural que lleguen compradores del sur”, dijo Vázquez.
El clima también contribuye. Desde que comenzó el año, han caído 340 milímetros en esta región.
Otra referencia: en el distrito caminan, hoy, alrededor de 380.000 cabezas.
Según quedó expresado en la resolución 249/16, publicada este lunes 16 en el Boletín Oficial, sólo se podrán movilizar animales que no hayan sido vacunados contra la fiebre aftosa.
Del mismo modo, no se podrán enviar vacunos a establecimientos habilitados por el Senasa como proveedores de hacienda para exportación.
Respecto del traslado de animales con destino a faena, se indica que los frigoríficos ubicados en las zonas Patagonia Norte B y Patagonia Sur, para poder recibir hacienda del sector Patagonia Norte A, deberán contar con la habilitación e inspección del Senasa o, en su defecto, habilitación e inspección provincial otorgada por la autoridad competente.
Asimismo, se prohíbe que los productos derivados de estos animales sean destinados a la exportación con cualquier destino, salvo acuerdos realizados en fecha posterior a la vigencia de la resolución.